La cultura Emo

Seguro los han visto: merodean por los centros comerciales o plazas del país, o van saliendo de las secundarias y preparatorias. Tienen el pelo obscuro lacio, flacos como palo de escoba y usan ropa entallada que generalmente consiste en playera, jeans y tenis Converse..Su existencia es una constante de dolor y sufrimiento sin paralelos en la historia humana. Son chicos emo y para nuestra desgracia, es la nueva expresión de juventud atormentada que amenaza al mundo.
¿Qué es emo?
En pocas palabras, emo significa “emocional”. Sus orígenes remontan a un género musical punk/hardcore en Washington DC durante los años ochenta y noventa que se distinguía por su letra desesperada y afligida. Sin embargo, en los últimos años ha tomado una dimensión casi universal, volviéndose no solo una expresión musical sino social. Ser “emo” significa estar inconforme con el mundo cruel, sentirse victimado por tus papás o compañeros o cualquier otra situación real o imaginaria. Lo curioso de todo esto es que los emos son generalmente jóvenes de clase media para arriba así que no es como si sus problemas involucraran cosas como hambre, pobreza y enfermedad. No, para ellos los problemas son peores: la chica que no los pela, la sociedad que no los acepta, el clima que no les agrada, la comida que siempre cocinan en su casa, etc. Para la gente normal, eso no será nada. Para un emo, son situaciones devastadoras que les destruyen el espíritu.
¡Quiero ser emo!
Sabía que me iban a preguntar esto. A continuación les voy a dar una breve lección para volverse emo en todos los aspectos de sus vidas. Antes que nada, quisiera hacer una aclaración: ser emo no se debe confundir con ser darketo. Son dos sub-culturas completamente distintas aunque tienen ciertos aspectos en común (maquillaje obscuro, actitud depresiva, etc.). Un amigo alguna vez lo describió así: “ser emo es todo lo negativo de ser darketo sin ninguna de sus de por si pocas virtudes”. Pronto verán por qué.
La actitud
La primera faceta es la actitud. Un emo debe ser depresivo, triste, introvertido, solitario y sensible. Debes llorar de vez en cuando (y subir tus llantos a YouTube). Las cosas cotidianas te afectan a diferencia de los demás y nadie te comprende, ni tu familia, ni tus compañeros de escuela, ni mucho menos la sociedad en general. Es por eso que te volviste emo, para mostrarle al mundo tu rechazo a su rechazo. Para ser consistente con esta actitud debes caminar con una pronunciada joroba (mostrando la manera en que la vida te ha agobiado), nunca debes sonreír ni mucho menos soltar una carcajada en público (estas deprimido, ¿recuerdas?). Ante una situación antagónica debes manifestar tu total inhabilidad de remediar la situación (porque es culpa del mundo cruel, no culpa tuya). Por ejemplo, si repruebas tu examen de algebra, no es porque no estudiaste sino porque tu profesor la trae contra ti y quiere arruinar tu vida. De hecho cabe mencionar que no estudiaste porque sabes que estudiar es inútil en un mundo que jamás te valorará por lo que eres. Finalmente, nunca compares tu situación existencial con la de aquellos que realmente sufren como por ejemplo, niños muertos de hambre en Darfur, o víctimas del tsunami. Su sufrimiento rodeado de hambruna, guerra y enfermedad no se compara al tormento que es tu vida diaria.
El “look”
No hay mejor forma de mostrar tu completa inconformidad con el mundo que te rodea que vistiéndote exactamente igual que la enésima cantidad de chicos emo como tú. Para empezar, el peinado. Es muy simple: tiene que ser lacio, negro, grasoso y caído hacia un lado de frente (nunca deben ver tu segundo ojo). Por atrás tiene que estar parado algo así como un almohadazo. Delineador suele ser útil también (para ambos sexos) aunque no en exceso: no vaya a ser que te confundan por darketo. En cuanto a la vestimenta, toda tu ropa tiene que ser al menos una (preferentemente dos) tallas más pequeñas de tu ya de por sí anoréxico cuerpo (ser vegetariano te da puntos-emo extra). De hecho si estás gordo ve considerando la dieta: la gordura no va con el emo. El uniforme por excelencia de los emos es playera entallada, jeans entallados y enrollados de abajo, botas obscuras viejas o tenis Converse, cinturón pronunciado, y una mochila de esas que te cuelgas de lado (adornada por una infinidad de pines de tus grupos favoritos como Panda). Otra cosa: tu playera es el fashion statement por excelencia así que se creativo con tu selección de prenda. Usa playeras con algún logo retro o frase sarcástica para demostrar que tu sí entendiste el chiste. No obstante, no te tienes que adherir estrictamente a estas reglas. Por ejemplo, para el look emo-nerd puedes usar lentes gruesos estilo Buddy Holly y algún suéter ajustado. Ah, otra cosa, los emos fuman. Mucho. El cigarro muestra que tu salud no te importa porque la vida no importa. Hablando de salud, nunca hagas ejercicio: un cuerpo saludable y atlético es lo más anti-emo imaginable, total, necesitas excusas para justificar por qué ninguna chica te pela (porque “soy un pinche loser” nunca se admite en público bajo ninguna circumstancia).
Si eres chica, ser emo es renunciar por completo a cualquier esperanza de ser considerada sexy. Emo no es sexy (hay que reconocer que al menos hay darketas muy guapas) y a lo mucho que puedes aspirar es verte como una versión bulímica de Kelly Osbourne. Si eres chico, tu máximo ídolo en moda será de ahora en adelante
Pete Wentz, bajista de Fall Out Boy, considerado el sex symbol del emo. ¡A la peluquería mi chavo!
La música
La música es intrínseca para la experiencia emo. La música emo se caracteriza por un sonido medio punk o pop-punk complementado por letra introspectiva y vocales agudas y desesperadas. Los temas de las canciones emo generalmente se reciclan: un amor imposible, lo cruel que es la vida, como se quiere morir, etc. La letra oscila entre simple e infantil hasta sentimientos personales semejante a estar leyendo de un diario. Algunos de los grupos que se categorizan bajo emo (aunque todos lo niegan lo cual es la mejor muestra de que sí son emo) son: Jimmy Eat World, AFI, Fall Out Boy, My Chemical Romance, Good Charlotte, Dashboard Confessional, Hawthorne Heights, Death Cab For Cutie, Panda y Allison entre muchos otros.
Ok, de nada sirve solamente listar estos grupos, hay que escucharlos para poder reconocer los elementos inconfundibles de este género. Empecemos con la canción emo por excelencia,
“Vindicated” de Dashboard Confessional (que seguro todos escuchamos cuando vimos Spiderman 2). Voces suaves, casi susurros, convirtiéndose en gritos agudos durante el coro. “I am selfish, I am wrong”. Wow, que profundo. Anhelo y urgencia en su voz, desesperación por un amor perdido. “Let me slip away…”.
Otro ejemplo es
“Ohio Is For Lovers” de Hawthorne Heights. Estos son aún más emo. Es más, creo que no he visto letra más emo que esta:
“So cut my wrists and black my eyes.So I can fall asleep tonight, or die.Because you kill me.You know you do, you kill me well.You like it too, and I can tell.You never stop until my final breath is gone.”
Eso es tan emo que no tengo palabras para expresarlo.
A estas alturas, seguro no solo querrás escuchar música emo sino empezar tu propia banda emo. En ese caso, necesitas tatuajes, muchos tatuajes, en lugares claramente visibles. Usa el doble de delineador también. Finalmente, el nombre del grupo es vital. El grupo de emo perfecto tiene un nombre que consiste en una oración gramaticalmente completa (es decir sujeto, verbo y complemento). Death Cab for Cutie. Jimmy Eat World. Taking Back Sunday. From First To Last. Por cierto, si realmente quieres tener credenciales emo innegables, intenta suicidarte (procura no tener éxito). Super-ícono emo Pete Wentz lo hizo en el 2005 porque aparentemente ser el líder de una banda multi-platino y salir con Ashlee Simpson no bastaba para compensar su miserable existencia. Qué nos espera a nosotros los mortales…
El internet
El movimiento emo jamás hubiera sido posible sin el internet. La razón es que la red permite que todo el mundo sea testigo de tu dolor. El primer paso es crear tu perfil en MySpace, hogar para infinitos adolecentes emo como tú. Pasa todos tus ratos libres en MySpace, comunicándote con otros emos (porque es muy posible que no tengas amigos en la vida real) y posteando entradas en tu blog donde describes la terrible agonía de que tus papás no te aumentaron tu domingo. Presume de tus intentos de suicidio, tus cortadas, y las medicinas que tomas para controlar tu depresión. Tómate fotos close-up desde ángulos extraños y en blanco y negro para capturar mejor tu confusión emocional. O también en poses incómodas tal como sentado en el suelo en una esquina cubriéndote la cabeza con los brazos. Nunca sonrías. No olvides insertar imágenes aleatorias igualmente obscuras y depresivas a tu perfil y poner la última canción de My Chemical Romance de fondo. Pero MySpace no es lo único. Cómprate una webcam y haz videos de ti recitando en-línea tus poemas o la última entrada de tu diario. Luego los subes a YouTube.
Eres famoso. Tu sufrimiento es famoso.

FILOSOFIA EMO

 

Emoes un término del argot, en principio usado para describir la gama de las actitudes y de los estilos relacionados con la música emo, aunque este aspecto está cada vez más alejado de la acepción que esta palabra ha tomado en el lenguaje. Como adjetivo, “emo” puede describir un estilo de comportamiento o un estado general de infelicidad o melancolía. Es un estilo de vida que la gente adopta; en especial las personas jóvenes.

 

Lo que actualmente conocemos como emo es una adaptación simplista de un movimiento fundamentado en el estilo musical, manera de pensar (y principalmente de sentir) de un grupo de personas que empezaron a componer y a salir juntos a finales de la década de los setenta. No nos engañemos al querer pensar que el tan famoso movimiento sociocultural es una cosa generada hace algunos años por bandas que no se sentían cómodas ni en el punk , ni en el dark , ni en el hardcore . El emo hoy por hoy es una especie de transformación bizarra y vistosa, algunas veces sobreactuada y chistosita que no afecta a absolutamente nadie, al contrario, los chicos que se enganchan con ese estilo dejan de lado cosas más preconstruidas y buscan sonidos y maneras de pensar un poco más elaboradas.

 Siempre es difícil dar datos exactos cuando se intenta revelar la historia del nacimiento de tal o cual movimiento. La gente involucrada, dependiendo de sus intereses o desintereses, niega o afirma datos ciertos o falsos. Amigos, eso pasa y seguirá pasando a lo largo de la historia de la música. Ahora mismo tendrías que tener alrededor de 45 o 50 años, haber nacido en Inglaterra o Estados Unidos y haber estado involucrado directamente en la creación de alguna banda o disco de aquella época para tener la información tan fidedigna como es posible… ¡pero no!, tienes de 15 a 27, y te empapas con la mucha o poca información que te da la tele, la radio o el poderoso Internet. Así que, a final de cuentas, no pasa nada…clávense y que fluya esa emoción de la cual tanto les encanta profesar.

 

El emo :delata emoción: emo = emocional , y esa es la médula espinal del movimiento o género. Por ahí de 1979, el punk ya era un género comercialmente exitoso, y estaba influenciando la música popular de todo el mundo. El punk se volvió tan famoso que surgieron muchas ramificaciones basadas en la ideología y acordes de dicho género: había punks felices, punks con dinero, punks jodidos, punks electrónicos, punks enojados, punks rabiosos, punks tranquilos y punks deprimidos. A diferencia de lo que se pudiera pensar, los punks deprimidos eran los que expresaban más su forma de sentir y ver los cambios que sufrían a nivel personal en una sociedad en la que parecían estar seguros de no encajar. Y no querían hacerlo. Las opciones en aquellos tiempos eran menores a las de ahora; el consumismo y las órdenes televisivas no estaban tan asentadas como ahora, así que los jóvenes de principios de los años ochenta tuvieron la tarea de forjar opciones propias y hacer que crecieran, un poco de punk , un poco de dark , un poco de hardcore y!… nace el emo . A decir verdad, el emo recién nacido nada tenía que ver más con My Chemical Romance, menos con 30 Seconds to Mars.

 

 En un estilo purista, los artistas que se hacían llamar emo deseaban tener que ver lo menos posible con el tan ansiado y a la vez criticado mainstream . ¿Clavadazos? Tal vez, pero la ideología era real e intacta, los principios se forjaban a sí mismos y la sombra mediática era mantenida al margen. Generalmente, un verdadero artista toma este tipo de decisiones muy al principio de su carrera. Y es muy lógico. Imagínense ustedes a un tipo que dice tener mucho que expresar, pero que al mismo tiempo deja que tanto manager , como disquera y medios de comunicación metan la manota en su llamado arte…un asco…artísticamente hablando, claro.

 

 Aún así, estoy seguro de que todo va transformándose, todo cambia, todo evoluciona. A veces está de mucha flojera evolucionar, hay cosas que deberían quedarse intactas. Sigamos, sigamos, es inútil deprimirse de más.

 

 

Si en la calle vemos a un tipo o tipa con pantalon entubado, converse, pelo en la cara… todo un estereotipo… y ya son EMOS
Pero realmente son EMOS, o tan solo son una borregada de gente que creen que vestirse los hace algo??
Que paso con los darks, cuantos niños no por tan solo vestirse de negro, usar joyeria, cadenas, gabardinas, botas largas, terciopelo y pintarse de blanco y pensar en la muerte ya eran darks o se hiban más alla y se creian goticos…??
La mayoria de las modas comienzan con las corrientes musicales y bueno para darnos una idea vayamos a la informacion:
El emo es un género musical derivado del hardcore punk de fines de los años ‘80, generalmente más lento y melodioso.
Las bandas emo buscan establecerse utilizando fórmulas y cánones de armonía, ritmo y lírica provenientes del hardcore y otras tendencias. Tratan de no hacer música puramente comercial, ya que para algunos adular de este modo a un público poco exigente con productos artificiales o “envasados”, los volvería incapaces de expresar emociones genuinas. De hecho, tanto los conciertos de este tipo como sus discos suelen tener precios bajos en comparación con los de otros grupos o cantantes. Gran parte de los grupos del emo ni siquiera editan el llamado merchandaising: camisetas u otros productos para ganar dinero.

En su origen, el término emo era usado para describir la música de mediados de los años 1980 en la escena de Washington D.C. y las bandas asociadas. Finalmente adoptó el término emo-core, abreviación de “emotional hardcore”, por el hecho de que, en ocasiones, los miembros de una banda se ponían, espontánea y literalmente, emocionales durante sus actuaciones. Los nombres más reconocidos de ese periodo incluyen los de Rites Of Spring, Embrace, One Last Wish, Beefeater, Grey Matter, Fire Party y posteriormente Moss Icon.

La primera generación emo empezó a desaparecer tras la ruptura de la mayoría de las bandas involucradas en los primeros años 90.
A partir de mediados de los años 90 el término “emo” reflejó la escena  que seguía las influencias de Fugazi, banda que había logrado sobrevivir a la primera generación. Bandas como Sunny Day Real Estate y Texas Is The Reason llevaron más adelante el indie rock, llegando a una nueva marca de emo más melódica y menos caótica en su naturaleza que sus predecesores. La escena autodenominada “indie-emo” sobrevivió hasta fines de los 90, cuando la mayoría de las bandas se separaron o cambiaron su estilo, bien en una dirección más mainstream o comercial, o bien hacia estilos de más difícil catalogación.
A finales de los 90 la escena underground emo había desaparecido prácticamente. De todas formas el término “emo” estaba todavía siendo fijado en el mainstream, casi siempre ligado a las pocas bandas supervivientes de los 90, incluyendo a Jimmy Eat World.
Entonces, el término “emo” cambió para describir una forma de música completamente diferente de sus antepasados.

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.